Guijarro destaca el «avance» producido en el transporte sanitario de la provincia

El vicepresidente primero de Castilla-La Mancha, José Luis Martínez Guijarro, ha destacado este lunes en Cuenca el «avance» que se ha producido en materia de transporte sanitario en la provincia y que se suma al «esfuerzo» que se está realizando desde el Gobierno regional en materia sanitaria y «en general en la mejora de los servicios públicos para luchar contra la despoblación».

Martínez Guijarro, que ha visitado las instalaciones de la nueva empresa adjudicataria del servicio, acompañado por la gerente del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam), Regina Leal, así como por el delegado de la Junta, Ángel Tomás Godoy, y la directora provincial de Sanidad, María Luz Fernández, ha asegurado que «la mejora de los servicios públicos es una clave estratégica del Gobierno de Castilla-La Mancha para luchar contra uno de los principales problemas que tiene la provincia de Cuenca como es la despoblación».

El vicepresidente ha señalado que «no se podrá atajar si no se cuenta con unos buenos servicios públicos y por ello, tanto el servicio sanitario como el educativo son claves para que la población decida seguir viviendo en los núcleos rurales de Castilla-La Mancha», según ha informado la Junta en una nota de prensa.

Martínez Guijarro ha hecho hincapié en la importancia de que exista un buen servicio de transporte sanitario ya que «es fundamental para que la gente que tiene cualquier incidencia pueda ser inmediatamente trasladada a los puntos de atención continuada o a las urgencias del hospital o ser transportados para asistir a consultas o pruebas diagnósticas».

PROVINCIA «MUY ENVEJECIDA»

«Estamos en una provincia muy envejecida, con municipios muy pequeños y con una población muy dispersa y por tanto la organización y el buen funcionamiento del transporte sanitario es fundamental para dar una buena asistencia sanitaria», ha indicado.

A este respecto, Martínez Guijarro ha asegurado que con el cambio de empresa adjudicataria del servicio en el mes de octubre y trascurridos unos meses de funcionamiento lo que trasladan tanto los usuarios del transporte como los propios trabajadores de la empresa es que el servicio está siendo muy satisfactorio y ha afirmado que desde el Gobierno regional estarán «vigilantes para que continúe así ya que el objetivo es seguir mejorando los servicios públicos».

Por su parte, la directora gerente del Sescam, Regina Leal, ha dicho que en el año 2017 el Gobierno de Castilla-La Mancha renovó el contrato de transporte sanitario terrestre para toda la región después de un año negociando y pactando con sindicatos, trabajadores y técnicos con el objetivo de mejorar el pliego anterior.

En este sentido, ha indicado que las mejoras en la provincia de Cuenca «han sido notables» y entre ellas ha destacado que «han desaparecido las ambulancias de urgencias de 12 horas en toda la provincia, que han pasado a ser de 24 horas o la mejora en la dotación de vehículos con la incorporación de tres ambulancias más de Soporte Vital Básico».

TIEMPOS DE RESPUESTA

Ha aseverado que también se han producido mejoras en cuanto a los tiempos de respuesta en la recogida de pacientes tanto para las altas desde la hospitalización como en las altas de los Servicios de Urgencias.

«El fin es que no se prolonguen las esperas después de recibir un alta, unas esperas que antes eran de hasta seis horas y que en estos momentos se han reducido a una espera máxima de 30 minutos», ha indicado.

Leal ha asegurado que se ha logrado mejorar el servicio que se presta a los ciudadanos y a la vez disipar todas las dudas en relación al mantenimiento de los puestos de trabajo ya que, según ha dicho, se ha subrogado a todos los trabajadores y además se han incorporado 26 trabajadores más.

MODERNIZACIÓN DE LOS VEHÍCULOS

La Junta ha modernizado y ampliado los vehículos que conforman la flota para el transporte sanitario terrestre de la provincia de Cuenca que, tras su adjudicación por 38,6 millones de euros, comenzó a funcionar el 1 de octubre de 2017. Así, se ha incrementado el número de vehículos y se ha modernizado la flota, con ambulancias más seguras, eficientes y funcionales, en las que se ha mejorado el confort y la habitabilidad.

Desde la puesta en marcha del servicio, el 1 de octubre, se han registrado en la provincia de Cuenca un total de 59.486 traslados de pacientes programados, se ha activado las UVIs móviles en 732, las de Soporte Vital Básico en 3.121 ocasiones y las convencionales de urgencias en 1.725 ocasiones.

En la provincia de Cuenca, la UTE adjudicataria cuenta con cuatro delegaciones para la gestión del transporte sanitario urgente y programado. Se ubican en San Clemente, Tarancón, Motilla del Palancar y en Cuenca capital.

El total de actividad en cuanto a transporte urgente hasta el 31 de enero de 2018 en el conjunto de la Comunidad Autónoma ha sido de 19.885 servicios de ambulancias con Soporte Vital Básico, mientras que de ambulancias de urgencia han sido 12.027 servicios y de UVI móvil ha sido de 9.576.

En cuanto al transporte programado, la actividad realizada hasta el 28 de febrero de 2018 es de 459.395 servicios en toda Castilla-La Mancha, habiéndose recibido un total de 233 reclamaciones, un 0,05 por ciento.

 

FUENTE: eldiadigital.es